En crisis, ojo con las sanguijuelas

El pasado 19J estuve, con otros cientos de miles de personas, por las calles de Madrid. Y lo flipé, muchísimo y en muchos sentidos. No había estado nunca frente a una manifestación con tantas particularidades como esta. Las características de esta movilización me parecen significativas de que algo ha cambiado, de que algo está cambiando, y de que ahora en adelante, las cosas se van a mover, y mucho.

En otro post hablaré un poco de las condiciones políticas y sociales que me parecen destacables a la hora de entender este salto cualitativo y cuantitativo. Me quedo, ahora, con una tendencia bastante peligrosa que observé en la manifestación.

Me llamó la atención la cantidad de policías que había en la manifestación. Exagero, pero quizá no demasiado, si digo que entre un cuarto y un tercio de la manifestación estaba formada por hombres y mujeres de los distintos cuerpos policiales, militares o paramilitares de este país. Las cosas no cambian si salimos los de siempre, y el hecho de que estos colectivos, tan atados como están al régimen, se muevan es un paso muy importante. Nos guste o no, hace falta que todos nos movilicemos para cambiar algo, aunque nosotros prefiramos salir con nuestros amigos y compañeros, solos no conseguimos nada: Pueblo somos todos.

Ahora, que también detecté una tendencia muy peligrosa dentro de estos manifestantes que se identificaban, con pancartas o camisetas, como pertenecientes a la policía y demás: el gran número de fascistas que había. Y no utilizo el término “facha” de toda la vida, sino que lo que ahí había eran grupos uniformados de negro, con consignas y cánticos apolíticos, y en muchos casos con unas pintas más propias del fondo sur de algunos estadios madrileños que de un agente “del orden”.

Como digo, Pueblo somos todos, y es necesario que todo el mundo salga a la calle y reclame lo que es justo, reclame que no nos roben más de lo que nos están robando ya y que lo que nos han quitado, lo devuelvan. Pero hay que tener cuidado con según qué grupos quieran o puedan capitalizar este movimiento: dentro de este -para mí sano- clima contrario a los políticos, hay que dejar meridianamente claro que se protesta y se ataca a una clase política -ladrona, despilfarradora, desconectada del mundo y de los problemas reales, que respira al son de los mercados- y a una política -neoliberal-, no a la política.

Lo uno con la presencia masiva de policías porque, como digo, era el discurso que llevaban muchos de estos grupos o grupúsculos -sin querer hacerlo extensivo al resto de policías que podían estar manifestándose tranquilamente por ahí-. Pero lo que más me preocupa, es que es un discurso que está empezando a calar en la gente, en las personas que no pueden salir de la identificación de esta política con la política. Y me parece que es un camino muy peligroso, porque genera el caldo de cultivo idóneo para que cualquier personajillo que se vista de regenerador se arrogue el deber de “liderar” estas protestas y las capitalice bajo la forma de algunas siglas.

Estoy pensando, sin ir más lejos, en UPYD, cuyo discurso contra los políticos y las autonomías que lleva -del resto del programa, ni se sabe ni se pregunta- apunta en ese sentido. En comparecencias, debates, ruedas de prensa… podemos ver a representantes, diputados del partido atacando a los políticos y a la política, como si ellos no fueran políticos ni estuvieran en política. Una señora que cobra diez mil sueldos por diez mil cargos pasados -muchos de ellos, no lo olvidemos, en instituciones que ahora ataca como despilfarradoras e inútiles, como gobiernos autonómicos o el Parlamento Europeo- se viste ahora con la ropa de Joaquín Costa, de regeneradora de la política, cuando precisamente ella supone la máxima expresión de esa casta política que vive de dios sabe qué.

Y es que no hay peor fanático que el converso. Y en momentos de crisis, convulsos como este, hay que tener mucho cuidado con quién dice qué.

Anuncios

¿algo que comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: